Según el centro, se trata de una unidad multidisciplinar que, en colaboración con distintos servicios clínicos del centro, busca avanzar en el estudio de las enfermedades linfoproliferativas con el fin de aportar nuevos datos que permitan realizar un diagnóstico más preciso y aplicar tratamientos dirigidos a los pacientes que las padecen.

Para ponerla en marcha, se incorporó en enero al hospital el anatomopatólogo Miguel Ángel Piris, uno de los investigadores con mayor prestigio internacional en el estudio y diagnóstico de los linfomas. Ha desarrollado parte de su carrera científica en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas como director del Programa de Patología Molecular y vicedirector científico.

En 2011 fue nombrado director científico del Instituto de Investigación IDIVAL (Santander); puso en marcha el laboratorio de Genómica del Cáncer y asumió la jefatura de servicio de Anatomía Patológica del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla.

Es autor de más de 300 publicaciones con alto factor de impacto sobre el estudio, diagnóstico y tratamiento de los linfomas. Además, es miembro colaborador en diferentes organizaciones y comités internacionales, como la German Academy of Sciencies Leopoldina y la International Agency for Research on Cancer (WHO).