Los investigadores de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (Estados Unidos) afirman que el tratamiento con psilobicina es eficaz incluso en aquellos pacientes con la enfermedad avanzada. “La eficacia de esta sustancia no tiene precedente en psiquiatría y psicooncología”, señala el investigador principal, Roland Griffiths.

La tasa global de respuesta clínica a los 6 meses para los criterios principales de valoración (depresión y ansiedad) fue de 78 y 83%, respectivamente. Por su parte, la tasa de remisión completa de los síntomas fue de 65 y 57%, respectivamente. En palabras del autor principal del estudio, “la psilobicina puede suponer un cambio de paradigma a la hora de tratar la ansiedad en pacientes oncológicos”.

Según otro de los investigadores, el doctor Steven Ross, psiquiatra en la Universidad de Nueva York, los tratamientos farmacológicos actuales para tratar la depresión y la ansiedad en pacientes oncológicos “tienden a no funcionar mejor que el placebo”. La tasa de respuesta de estos fármacos se sitúa en el 40%, añade.

Los investigadores recuerdan que la ansiedad relacionada con el cáncer es muy difícil de tratar. Determinados tratamientos farmacológicos estándar, como la fluoxetina, para tratar la ansiedad en pacientes con otros trastornos son más eficaces. Estudios anteriores ya demostraron la eficacia de la psilobicina para tratar a pacientes con depresión resistente a tratamiento y ansiedad psicológica asociada a otras enfermedades como la dependencia del alcohol o tabaco y el trastorno obsesivo-compulsivo.