Las experiencias de cáncer de mama cada vez se comparten más a través de las redes sociales, especialmente a través de Twitter, un canal que las pacientes consideran un foro no médico en el que contar su vivencia con esta enfermedad. Tal y como señala la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO, por sus siglas en inglés) en una nota de prensa, Twitter es un lugar al que acuden muchas pacientes para contar y compartir sus experiencias de cáncer de mama.

Un estudio exploratorio realizado recientemente analizó los contenidos de más de 6.000 tuits y retuits sobre el cáncer de mama. Los resultados se presentarán en el congreso de la ESMO de 2018 que se celebra en Múnich del 19 al 23 de octubre. Los resultados de este estudio serán desvelados por el doctor Rodrigo Sánchez-Bayona, de la Clínica Universidad de Navarra, que ha subrayado que las redes sociales se han convertido en una caja de resonancia en la que todos los asuntos sociales se abordan repetidamente una y otra vez, incluido el cáncer.

Tal y como ha puesto de manifiesto Sánchez-Bayona, muchos pacientes buscan información sobre su enfermedad en las redes sociales, “por lo que los proveedores de atención sanitaria quisimos saber qué tipo de contenidos encuentran allí”.

Toda la información que se difunde a través de las redes sociales y las actitudes y las conversaciones que genera este tipo de contenidos y experiencias de cáncer de mama “constituyen un valioso conjunto de datos que podemos utilizar”. En este análisis se recogieron todos los tuits publicados con la etiqueta #BreastCancer durante 7 días y se clasificaron según su contenido, su objetivo, la información del usuario y si mostraban o no una actitud estigmatizante hacia el cáncer de mama.

Uno de cada 3 tuits son de contenido médico

Este estudio forma parte de una investigación más amplia en la que se analizó la presencia de diferentes enfermedades en las redes sociales, explica la ESMO. En 2014 este estudio reveló que el cáncer era la patología más mencionada en Twitter a nivel internacional. Tras este hallazgo, los responsables del estudio decidieron analizar más detalladamente el cáncer de mama, ya que es uno de los 3 tipos de tumores más frecuentes a nivel mundial.

Se recopilaron 3.703 tuits originales y 2.638 retuits. Una vez examinados, explica la ESMO, se observó que solo uno de cada 3 tenía contenido médico. El 90% de la información médica era correcta, lo que puede deberse a que el 40% de los tuits provenían de entidades y cuentas públicas, según detalla la ESMO.

De los 2.559 tuits no médicos estudiados, menos del 15% contenían declaraciones estigmatizaciones sobre la enfermedad. En opinión de la ESMO esto se debe, en parte, a las numerosas campañas de sensibilización sobre el cáncer de mama llevadas a cabo a lo largo de los años. Sim embargo, esto no sucede con otros tumores, por eso, en un futuro la ESMO quiere analizar y comparar la presencia en las redes sociales de diferentes tumores.

Twitter se ha convertido en una herramienta en la que las pacientes pueden compartir sus experiencias de cáncer de mama. “Es una plataforma de alto nivel que es mucho más fiable que otras redes sociales como Facebook”, afirma la doctora Marina Garassino, del Instituto Nacional de los Tumores de Milán (Italia).

Estos resultados, asegura Garassino, nos muestran una nueva realidad: los pacientes usan internet para encontrar información y las redes sociales deben ser una parte integral de nuestra comunicación con ellos. Las instituciones académicas y los líderes de opinión clave deben difundir más aún sus hallazgos a través de estas herramientas para contrarrestar las numerosas noticias falsas que circulan por internet.