Los casados tienen mejor supervivencia específica al cáncer de vejiga que los solteros y, sobre todo, los viudos. Así lo determina un estudio reciente liderado por Junjie Yu, investigador del Departamento de Urología del Hospital Popular Subei de la provincia de Jiangsu (China). Los resultados de la investigación se han publicado en la revista Medicine, tal y como recoge Renal & Urology News.

El trabajo se basa en datos de 133.846 pacientes diagnosticados de carcinoma uroterial de vejiga entre 1988 y 2009 en Estados Unidos, de los que 89.187 estaban casados (el 66,6%). En comparación con estos, los solteros presentaron un riesgo de muerte por el citado cáncer 28% mayor; en el caso de los separados/divorciados y los viudos, el riesgo de muerte aumentaba un 25 y un 67% respectivamente.

Al igual que en el caso del riesgo de muerte, los viudos fueron los que presentaron peores datos de supervivencia. Así, se determinó una tasa de supervivencia específica al cáncer del 72,7% en los viudos, frente al 79,7% de los separados/divorciados, el 81,4% de los solteros y el 85,7% de los casados.

“Los factores sociales y psicosociales pueden ser algunas de las principales razones de los malos resultados de supervivencia en pacientes solteros”, apuntan los autores, que reconocen que el trabajo tiene limitaciones.

“Para mejorar la supervivencia postoperatoria, la atención social y familiar cercana puede mejorar los resultados de supervivencia para los pacientes solteros, especialmente para aquellos que enviudaron”, concluye el estudio, en el que participan investigadores de diferentes universidades chinas.