Según señala, la evidencia científica sostiene que, en el ámbito europeo, se podría evitar más del 40% de los tumores adoptando hábitos de vida saludable, que son más efectivos si se incorporan desde la infancia. La asociación ha analizado cuál es la situación a día de hoy en materia de prevención del cáncer y de promoción de hábitos de vida saludable.

En España, afirma la AECC, el 31,4% de los adolescentes de secundaria, de los 12 a los 16 años, han fumado alguna vez en el último año y casi el 9% lo hace a diario. Además, el 18,6% han consumido cannabis en el último mes y 146.000 estudiantes entre 14 y 18 años se han iniciado en el consumo en el último año.

Es necesario potenciar la educación para la salud

Ante estos datos, la AECC reitera la importancia de impulsar la promoción de unos hábitos de vida saludable y potenciar la educación para la salud en todos los ámbitos: sistema educativo, familia, administraciones públicas, Atención Primaria y comunidad. La educación para la salud contempla materias como actividad física y alimentación saludable; bienestar y salud emocional; educación afectivo-sexual; seguridad y prevención de riesgos, lesiones y accidentes; y educación sobre drogodependencias.

Un estudio de la AECC pone de manifiesto que el 60% de los centros de Primaria y Secundaria consultados dedican poco más de una hora al mes a impartir educación para la salud. Por materias, el 77,5% de los centros priorizan la actividad física y la alimentación saludable dedicando hasta 2 horas al mes, aunque hay un 22,5% que no dedica ninguna hora.

Teniendo en cuenta los resultados de este estudio, y partiendo de que la responsabilidad de educar en salud no solo recae en los centros educativos, la AECC tiene en marcha un proyecto de investigación, dirigido por el oncólogo Juan de la Haba, para identificar en todo el país, zonas y población de riesgo a padecer cáncer y organizar acciones más efectivas de prevención.