Ayudar a afrontar un trasplante de médula ósea es el objetivo básico de El viaje de Pedro, un vídeo explicativo desarrollado por la Fundación Más Que Ideas y el Grupo Español de Trasplante Hematopoyético y Terapia Celular (GETH) de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH) con el aval de la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), la Federació Catalana d’Entitats contra el Càncer (FECEC) y la Fundación Internacional Josep Carreras.

Tal y como explican las organizaciones responsables de la iniciativa, un total de 14 asociaciones de pacientes han participado en la elaboración de El viaje de Pedro, donde se ofrecen datos sobre el trasplante de progenitores hematopoyéticos (TPH) -llamado de forma genérica trasplante de médula ósea-, así como recomendaciones para una mejor preparación previa al ingreso y una idónea recuperación física del tratamiento.

“El diagnóstico de cáncer supone un impacto emocional muy grande para el paciente y sus familiares. Además, si el tratamiento indicado es un TPH, tal y como ocurre en muchos cánceres de la sangre (leucemias, linfomas y mielomas fundamentalmente), el paciente no siempre sabe que va a iniciar un viaje por un mundo muy poco conocido para él”, aseguró el paciente trasplantado y vicepresidente de la Fundación Más Que Ideas, Víctor Rodríguez, en la presentación de El viaje de Pedro, en el marco de la Reunión Anual del GETH.

“Se trata de una iniciativa muy bien desarrollada, tanto por la cantidad de información que transmite como por la forma cercana en que se muestra y la visión optimista que desprende que, con toda seguridad, va a hacer que el paciente y los donantes entiendan mejor todo el proceso del trasplante”, apuntó el jefe del Servicio de Hematología del Hospital Clínico de Valencia y presidente del GETH, Caros Solano, que destaca la importancia de herramientas que consigan humanizar la Medicina.

En este sentido, Manoli Salinero, enfermera coordinadora de TPH del Hospital Universitario de Salamanca y colaboradora en la revisión científica del guion, destacó el papel de los profesionales de Enfermería en el abordaje del paciente que se somete a un TPH. “Son los encargados de proporcionar cuidados expertos a pacientes, donantes y cuidadores, a lo largo de todas las etapas del trasplante y también en el periodo anterior y posterior al mismo, prestando asistencia, apoyo emocional, información sobre la cartera de recursos o consejos sobre educación sanitaria”, explicó.

De acuerdo con la enfermera, “por este motivo son necesarios recursos humanos suficientes y con experiencia”, además de recursos documentales como El Viaje de Pedro. “iniciativas como esta muestran a la sociedad las dificultades por las que se pasa durante el proceso del trasplante y ayudan a concienciar sobre las enfermedades y sus necesidades”, subrayó, por su parte, Andrés Vivancos, presidente de la Agrupación Española de Entidades de Lucha Contra la Leucemia y Enfermedades de la Sangre (AELCLÉS) y paciente trasplantado.

Según la última memoria de actividad de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), en 2016 se realizaron 3.216 TPH, el 62% autólogos y el 38% de tipo alogénico; la cifra total confirma el aumento progresivo en los TPH que se viene observando desde 2006. Cataluña, Madrid y Andalucía, con 611, 561 y 481 respectivamente fueron las comunidades en las que más TPH se realizaron.