Esta nueva opción, liderada por PhamaMar, está estudio Fase III Atlantis y compara la combinación de la lurbinectedina (antitumoral de origen marino PM1183) con la doxorrubicina, frente a topotecán o la combinación CAV (ciclofosfamida + adriamicina [doxorrubicina] + vincristina).

El objetivo principal de este estudio, aleatorizado, controlado y realizado en 600 pacientes, es mejorar la tasa de supervivencia. También pretende profundizar en aspectos como la supervivencia global, la calidad de vida o la relación entre farmacocinética y farmacodinámica, entre otros.

Según declaraciones de Arturo Soto, director de Desarrollo Clínico de la Unidad de Negocio de Oncología de PharmaMar, a la plataforma Eureka Alert, este estudio es fruto de los buenos resultados logrados en el estudio en Fase IB. En él, un 67% de los afectados respondió al tratamiento de lurbinectedina combinada con doxorrubicina.

Tras observar las respuestas y la comprobar la desaparición de la enfermedad en un 10% de los casos, se ha considerado que «el mecanismo de acción novedoso de PM1183 y la sinergia observada en combinación con doxorrubicina podría presentar una nueva opción de tratamiento para los pacientes con esta enfermedad de tan mal pronóstico».

Lurbinectedina, un compuesto en investigación

La lurbinectedina (PM1183) es un inhibidor de la enzima ARN polimerasa II imprescindible para la transcripción porque a través de esta, disminuyen ciertos factores involucrados en el desarrollo del tumor. Además, facilita el bloqueo del sistema de reparación del ADN, y se produce la muerte de las células tumorales.

El cáncer de pulmón microcítico suele caracterizarse por metástasis muy separadas extendidas en el momento del diagnóstico, razón por la que su pronóstico es peor (tasa de supervivencia del 5%) que en otros tipos de cáncer de pulmón. En Estados Unidos hay un 18% de casos de cáncer de pulmón de este tipo y cada año se registran más de 34.000 casos.