La proporción de pacientes que desarrollaron síntomas neuropáticos suficientemente graves como para limitar sus actividades diarias de cuidado personal fue del 3% en el grupo MR309, frente al 18% en el grupo placebo. La neuropatía periférica es una de las complicaciones más comunes del tratamiento con oxiplatino.

Hasta el momento, señala Mundipharma, ningún tratamiento neuroprotector había demostrado claramente su eficacia. Según el laboratorio, este es el primer informe sobre la eficacia de un fármaco que actúa específicamente sobre los supuestos mecanismos fisiopatológicos implicados en la neurotoxicidad y el dolor neuropático. Supone “un auténtico avance en el campo del desarrollo de los analgésicos”, afirma Mundipharma.

El hecho de que MR309 reduzca el riesgo de estos pacientes de desarrollar síntomas neuropáticos graves, puede suponer que también disminuya el número de pacientes que tienen que suspender el tratamiento con oxaliplatino. Además de ser eficaz en el tratamiento de la neuropatía periférica, MR309 también lo es en el caso de pacientes con dolor neuropático posquirúrgico crónico.

MR309 se relacionó con reducciones estadísticamente significativas de la intensidad media del dolor en 24 horas y del peor dolor durante los días 15 a 28, en comparación con el placebo.

El MR309 también se está investigando como tratamiento del dolor posoperatorio agudo. Este dolor suele paliarse con la administración de opioides por vía intravenosa. Sin embargo, los opioides suelen relacionarse con diversos efectos secundarios, como sedación, mareo, náuseas, vómitos, estreñimiento, tolerancia y depresión respiratoria.

Los primeros estudios preclínicos demostraron que MR309 es eficaz para potenciar la analgesia de los opioides sin provocar los fenómenos indeseables que suelen asociarse al uso de estos fármacos.