El estudio incluyó a enfermos con cáncer de pulmón avanzado de células no microcíticas y no escamosas, sin tener en cuenta el grado de expresión de la proteína PD-L1. La suma de pemetrexed, pembrolizumab y carboplatino logró una tasa de respuesta objetiva (TRO) del 55%, si se comparaba con el 29% obtenido con la combinación solo de pemetrexed y carboplatino, lo que redujo el riesgo de progresión de la enfermedad o muerte en un 47%, según la nota de prensa del laboratorio.

La combinación de estos principios activos es el único tratamiento con un agente anti-PD-1 que ha demostrado mayor eficacia frente a la administración solo de quimioterapia en primera línea de tratamiento en pacientes con cáncer de pulmón de células no microcíticas. La mediana de supervivencia libre de progresión fue de 13 meses con estos 3 medicamentos.

“Los datos de este estudio aleatorizado en primera línea de tratamiento de cáncer de pulmón de células no microcíticas corroboran los primeros resultados que hemos visto en esta combinación y son muy prometedores”, declaró Richard Gaynor, vicepresidente y responsable de Asuntos Médicos y Desarrollo de Moléculas de Lilly.

Según informan, la cohorte G se hizo con 123 pacientes sin tratar previamente que no tenían mutaciones en EGFR ni traslocaciones en ALK. Los pacientes no se aleatorizaron para recibir la combinación de pemetrexed, pembrolizumab y carboplatino (n=60) o pemetrexed más carboplatino (n=63). Los asignados al brazo de control de pemetrexed y carboplatino tenían la opción de recibir pembrolizumab en monoterapia en caso de progresión de la enfermedad. La mediana de seguimiento fue de 10,6 meses (rango: 0,8-19,3)”.

El 47% de los pacientes en tratamiento con los 3 fármacos seguían en terapia en el momento de la recogida de los datos, si se comparaba con el brazo control (31%). El 52% de los que interrumpieron el tratamiento en el brazo control recibió tratamiento anti-PD-L1, mientras el 32% se pasaba al tratamiento en monoterapia con pembrolizumab, tal y como permite el protocolo del estudio, y un 19% lo recibió fuera del estudio cruzado.