Según ha informado el grupo hospitalario, se practicó una gastrectomía total con soporte robótico sin linfadenectomi?a utilizando 5 trocares, además de realizar reconstrucción intracorpórea mediante anastomosis gastroyeyunal en Y de Roux. Los márgenes de sección incluían tejido esofágico y duodenal necesario para confirmar la extirpación completa de la mucosa gástrica. El procedimiento duro? 350 minutos y no preciso? transfusión de hemoderivados.

A los 6 días, se realizó control radiológico que confirmó el buen estado de ambas pacientes, dadas de alta con buen estado general y una buena tolerancia oral. De acuerdo con Emilio Vicente y Yolanda Quijano, jefes del servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo, actualmente se encuentran con una buena situación clínica a los 18 y 24 meses de la intervención efectuada.

“El aspecto más interesante de la cirugía efectuada es haber podido asociar 2 conceptos modernos que han revolucionado la medicina en general y la cirugía en particular: la cirugía preventiva y la cirugía mínimamente invasiva, donde la cirugía robótica es el más importante exponente”, afirman los expertos, explicando que hasta la fecha hay descritos 6 casos de gastrectomía profiláctica por vía laparoscópica. “Con cirugía robótica no existía ninguna experiencia”, apuntan.

El CGHD

Tal y como explican los especialistas, el cáncer que padecían las pacientes esta? causado por una mutación germinal en el gen CDH1. Las mutaciones de este gen tienen una alta penetrabilidad (más del 80%), de tal forma que los individuos portadores de dicha mutación tienen un riesgo de desarrollar cáncer gástrico mayor del 80% y también para desarrollar cáncer de mama del tipo lobulillar”.

Existen familias con mayor predisposición a padecer cáncer y el número de familiares que han desarrollado una enfermedad tumoral puede multiplicar las posibilidades de una persona de tener esta enfermedad. De hecho, en el entorno familiar más próximo de las pacientes intervenidas existían diferentes familiares que habían desarrollado en distintas etapas de la vida un cáncer gástrico, algunos de ellos en edades muy tempranas.

Los especialistas recomiendan que equipos multidisciplinares que incluyan cirujanos, endoscopistas y patólogos con experiencia vigilen a los pacientes con sospecha de CGHD. Además, se recomienda la realización de test genéticos, clave en este caso. Igualmente, se aconseja practicar una resección completa del estómago (gastrectomía total) a los portadores asintomáticos de mutaciones patológicas debido a la presencia prácticamente universal de focos microscópicos de tumor en estos individuos.