La Unidad de Psicooncología del Consorcio Hospitalario Provincial de Castellón ha superado el millar de consultas durante el primer semestre de este año. Atiende a pacientes y familiares derivados de los servicios de oncología médica, consejo genético, radioterapia, cirugía, medicina interna, hospitalización domiciliaria y atención primaria.

Según ha informado la Generalitat valenciana, más allá del pronóstico, la palabra cáncer se asocia a menudo a sentimientos de angustia, tristeza, miedo, ansiedad, estrés y depresión, que repercuten en la calidad de vida del paciente. Frente a esta realidad, la unidad de psicooncología ofrece ayuda psicológica a los enfermos y sus familias.

De acuerdo con las psicólogas del consorcio, muchos pacientes sufren una reacción desadaptativa que pasa por no aceptar la situación o vivir con una gran tristeza y resignación a la enfermedad. Ante estos casos, se usa el counselling, una terapia que persigue la comunicación eficaz para que la persona utilice sus propios recursos para afrontar su situación.

De esta forma, las especialistas en psicooncología recomiendan a los pacientes que exterioricen sus emociones, que no se cierren y que muestren su ira, su tristeza o su rabia. Asimismo, se usan terapias cognitivo conductuales encaminadas a sustituir los pensamientos negativos por otros más adaptativos, con el fin de que vivan el cáncer con serenidad. A esto se suman las técnicas de relajación, para manejar el estrés.

Por otro lado, la unidad de psicooncología atiende a familiares de personas afectadas, ya que en ocasiones es el pariente quien tiene más dificultades para aceptar la situación. La idea es intentar evitar que el cuidador claudique, así como que sufra un desgaste personal como consecuencia de la enfermedad de su familiar.