“El cáncer pulmonar padecido por un extrabajador de la empresa Plásticos Tolosa tuvo un origen profesional derivado de su exposición al amianto”, según reconoce el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV). La agencia EFE se ha hecho eco de esta noticia después de que el alto tribunal vasco desestimara una sentencia del Juzgado de lo Social número 4 de San Sebastián.

Esta sentencia estaba de acuerdo con el recurso que interpuso la Mutua Universal y revocaba al Instituto Vasco de la Seguridad Social sobre este cáncer pulmonar, al que se le reconocía un origen profesional, según afirmó la Asociación de Víctimas del Amianto de Euskadi, Asviamie el pasado 20 de marzo. El trabajador llevaba más de 46 años en la empresa donde desempeñaba labores de montaje y reparación en distintas industrias químicas, de astilleros, azucareras o naves industriales en España y en el extranjero fuera de su centro de trabajo.

Su actividad profesional consistía en cortar tuberías forradas de amianto con un rotaflex y cambiarlas por tuberías de poliéster. Como alternativa a esta sustitución de la tubería, otras veces impermeabilizaba los tejados de fibrocemento para evitar goteras. La asociación de víctimas del amianto considera que esta decisión judicial resuelve, por fin, una sentencia “injusta”.