En un comunicado, el grupo Synlab -fruto de la unión de Labco y Synlab­- explica que Septima9 es capaz de detectar la forma metilada del gen SEPT9, un biomarcador sanguíneo relacionado con el cáncer colorrectal. Si no se detecta presencia del gen en el plasma del paciente, se recomienda repetir el análisis cada uno o 2 años. Si se detecta, se recomienda realizar una colonoscopia.

En ese sentido, la compañía recuerda que Septima9 no sustituye a dicha prueba diagnóstica, que sigue siendo la indicada para identificar el cáncer de colon y para hacer seguimiento a aquellas personas con antecedentes personales o familiares. No obstante, su simplicidad facilita su repetición, “mejorando la sensibilidad y la comodidad respecto a otras pruebas de cribado, como la recolección de heces, y eliminando los falsos positivos por sangrado accidental”.

Tal y como recuerda el comunicado, en España se detectan cada año más de 40.000 nuevos casos de cáncer de colon, que constituye la segunda causa de muerte por cáncer en el cómputo general. Cuando se detecta en fase temprana, la tasa de supervivencia es elevada, a pesar de lo cual existe poca adhesión a los programas de cribado poblacional.

Estos están dirigidos a hombres y mujeres a partir de 50 años que no presenten síntomas ni otros factores de riesgo adicionales, tanto personales como familiares. Septina9 está indicado para esta población, por lo que constituye una alternativa al cribado tradicional con más aceptación entre los pacientes, de acuerdo con la fuente citada.