Takeda ha presentado recientemente nuevos resultados en cáncer hematológico. Concretamente, la farmacéutica ha dado a conocer, durante la 59.ª Reunión Anual de la Sociedad Americana de Hematología (ASH), nuevos datos positivos del ensayo ECHELON-1, según destaca la propia compañía en una nota de prensa.

Los datos presentados por Takeda ponen de manifiesto que el ensayo cumplió su criterio de valoración principal ya que ofrece una mejoría estadísticamente significativa de la supervivencia libre de progresión modificada de brentuximab vedotina en comparación con el grupo control en pacientes con algún cáncer hematológico.

Los nuevos resultados del ensayo ECHELON-1 “son muy esperanzadores para los pacientes con cáncer hematológico”, según ha subrayado Anna Sureda, jefa del Servicio de Hematología y del Programa de Trasplante de Progenitores Hematopoyéticos del Instituto Catalán de Oncología de Hospitalet en Barcelona.

Estos resultados, explica Takeda, ponen de relieve que nuevos fármacos como brentuximab vedotina, anticuerpo monoclonal asociado a monometilauristatina A, han venido a cambiar el armamento terapéutico de los pacientes con linfoma de Hodgkin. Brentuximab vedotina, explica el laboratorio, ha demostrado su eficacia en pacientes refractarios o en recaída después de un trasplante autólogo.

El presidente de la Unidad Global de Oncología, Christophe Bianchi, ha subrayado que en la reunión anual de la ASH se han presentado “datos que tienen el potencial de cambiar la forma en que se tratan los pacientes con cáncer hematológico”. Tal y como destaca Takeda, la tasa de supervivencia libre de progresión modificada a los 2 años en pacientes del grupo en tratamiento con brentuximab vedotina fue del 82,1%, en comparación con el 77,2% del grupo control  (HR =0,770; p=0,035).