El uso del sujetador preocupa a las mujeres con cáncer sometidas a cirugía conservadora.

Una de las preocupaciones de las mujeres con cáncer de mama que son intervenidas quirúrgicamente es el uso del sujetador. El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), en colaboración con la Asociación Navarra de Cáncer de Mama Saray, pone a disposición de algunas de ellas una prenda especial que puede sustituir a los vendajes, tal y como ha informado el Departamento de Salud en una nota.

Desde hace años, la Unidad de Cirugía Mamaria del Área de Cirugía del CHN colabora con Saray. En el marco de ese acuerdo, las mujeres con cáncer mamario que sean intervenidas podrán acceder a dicho sujetador. Las pacientes candidatas a usarlo serán remitidas a la asociación, que se encargará de que lo tengan disponible desde el momento de su ingreso. De hecho, en la mayoría de los casos las mujeres con cáncer saldrán del quirófano con el sujetador puesto.

El de mama es el cáncer más común entre las mujeres.

En la actualidad, el 75% de las mujeres con cáncer de mama son sometidas a cirugía conservadora. Esto implica la extirpación de una parte de la mama, en lugar de una mastectomía completa. En esos casos, una de las preocupaciones de las pacientes está relacionada con el uso del sujetador. El personal de Enfermería, formado adecuadamente para este fin, asesora a las mujeres en ese sentido y les da consejos.

Hasta ahora, la recomendación general era optar por sujetadores sin aros, de estilo deportivo, durante el postoperatorio. Sin embargo, esto no es necesario con el nuevo sistema que propone el sujetador. Este va en la línea que se sigue en los últimos años, en los que se han diseñado prendas especiales, más ajustadas, con el fin de aumentar la comodidad. Además, están pensadas para sustituir, incluso, si es posible, los apósitos y vendajes.