IEM refleja los síntomas de la esclerosis múltiple.

Los síntomas de la esclerosis múltiple se han plasmado en el funcionamiento de un ordenador. Se trata de IEM, el primer ordenador que “sufre” esta enfermedad crónica autoinmune. AEDEM y Llorente y Cuenca han presentado esta iniciativa con motivo del Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, que se celebra este jueves. Este ordenador está diseñado con cables “pelados” que reflejan el estado de las neuronas de estos pacientes. La iniciativa forma parte de la campaña internacional “Mi EM Invisible”.

Tal y como ha destacado el presidente de AEDEM (Asociación Española de Esclerosis Múltiple), “se trata de visibilizar una enfermedad muy común, pero desconocida”. Gerardo García Perales ha subrayado que “existe un desconocimiento social alrededor de la esclerosis múltiple”. “No es que sepa mucho de la esclerosis múltiple, es que la vivo”, ha señalado el presidente de AEDEM.

Las reivindicaciones de estos enfermos pasan por incrementar la investigación para una enfermedad de la que aún no se conoce la causa. Asimismo, ha abogado por un “mayor apoyo a la rehabilitación de estas personas y por una adecuada adaptación de los puestos de trabajo”.  Para García Perales “IEM es una iniciativa excelente porque, igual que a mí, le fallan los cables”.

Según Julio Alonso Caballero, director Creativo de Llorente y Cuenca, IEM tiene sus cables “pelados” para reproducir los síntomas de la esclerosis múltiple. Alonso Caballero asegura que el objetivo es visibilizar la enfermedad en un objeto cotidiano que “todos conocemos”.

¿Qué le pasa a IEM? 

El ordenador refleja los diferentes síntomas de la enfermedad a través de fallos informáticos. La fatiga, por ejemplo, se hace visible a través del ratón, que pierde velocidad. Por su parte, los problemas de coordinación propios de la esclerosis múltiple se manifiestan al hacer clic en una aplicación o programa.  Al clicar sobre uno determinado, IEM abre otro aleatoriamente. De esta forma muestra el sentimiento de la pérdida de control que sufren estos pacientes sobre su propio cuerpo.

Sin embargo, no todos los pacientes de esclerosis múltiple muestran los mismos síntomas. La neuróloga Celia Oreja-Guevara ha destacado que la esclerosis múltiple es la enfermedad de las mil caras. “Esta enfermedad es una enfermedad crónica como la diabetes y duele”, ha subrayado.

En España afecta a 47 000 personas y es la primera causa de discapacidad no sobrevenida en jóvenes, según esta especialista. La esclerosis múltiple provoca daños en la mielina, un material graso que aísla los nervios. Según se ha puesto de manifiesto en este acto, la mielina hace posible que los nervios transmitan impulsos eléctricos desde y hasta el cerebro.

Sus síntomas pueden ser visibles, como la inflamación del nervio óptico.  Sin embargo, en ocasiones no son tan evidentes como ocurre con la fatiga, según Oreja-Guevara. Tal y como ha explicado, “no tenemos cura, pero si tratamientos. La Seguridad Social financia 12”. El mayor reto ahora, han concluido, “es apagar la enfermedad, como haríamos con un ordenador”.