La Comisión de Cabeza y Cuello y Base de Cráneo de la Sociedad Española de Otorrinolaringología (SEORL CCC) ha elaborado un documento de ayuda para la orientación en el uso de la neuromonitorización intraoperatoria, intermitente o continua, en la cirugía de tiroides y paratiroides (CTPT). Según sus propios autores, el texto publicado en la última edición del Acta Otorrinolaringológica Española pretende ser un punto de inicio para futuros acuerdos en CTPT en cada una de las 7 secciones de consenso:

  1. Voz.
  2. Equipo.
  3. Indicaciones.
  4. Laringoscopia.
  5. Implicaciones legales.
  6. Conducta en pérdida de señal.
  7. Técnica (parámetros de programación y registro).

Según describen los autores, la CTPT conlleva ciertos riesgos como los cambios de voz o la lesión de los nervios laríngeos. Para controlar el estado funcional de estos últimos se utiliza, cada vez con más frecuencia, la neuromonitorización intraoperatoria. La progresiva normalización de la técnica “obliga a adoptar puntos de acuerdo sobre sus aspectos más controvertidos”, considera José Luis Pardal-Refoyo, autor principal del documento.

La neuromonitorización intraoperatoria ayuda en la localización, identificación y disección del nervio laríngeo recurrente y facilita información sobre su estado funcional una vez finalizada la CTPT; permite, además, tomar decisiones en caso de pérdida de señal en el primer lado operado en una tiroidectomía bilateral programada o si se produce parálisis contralateral previa. Por otro lado, la precisión de la neuromonitorización intraoperatoria depende de variables como la técnica y la tecnología utilizadas y la formación del profesional para la correcta ejecución de la técnica e interpretación de la señal.