Los servicios de Oftalmología y Otorrinolaringología del Hospital General de Almansa han invertido 12.000 euros en la adquisición de un láser de diodo que permitirá al centro manchego realizar cirugías de la vía lagrimal. El nuevo servicio evitará que los pacientes deban trasladarse hasta el Complejo Hospitalario Universitario de Albacete para realizarse la llamada dacriocistorrinostomía transcanalicular.

Según explica la doctora Isabel Pérez González en una nota de prensa, la cirugía de la vía lagrimal con láser consiste en la apertura de las vías fisiológicas del drenaje mediante una pequeña incisión en la fosa nasal con láser de diodo. El procedimiento, indicado para dacriocistitis crónicas, “es una intervención mínimamente invasiva que presenta numerosas ventajas frente a las técnicas clásicas externas”:

  1. Menor sangrado.
  2. Menor trauma tisular.
  3. Ausencia de cicatriz cutánea.
  4. Leve morbilidad postoperatoria.
  5. Rápida incorporación a la actividad habitual.

Sobre la incorporación del método, la jefa del servicio de Oftalmología ha destacado la importancia de la selección del paciente por parte de los especialistas implicados, ya que “de esa cuidadosa selección dependerá también la efectividad de la cirugía de la vía lagrimal con láser de diodo”. Según prevé el centro, que intervino a sus primeros pacientes a finales de octubre, a lo largo del año se atenderá a cerca de un centenar de personas.