Andalucía ha incluido los implantes cocleares bilaterales para menores de 7 años en su cartera de servicios. El presidente de la Federación de Asociaciones de Implantados Cocleares de España (AICE), Joan Zamora, ha calificado de positiva la medida en una reunión con la consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, celebrada recientemente, en la que ambas organizaciones se han comprometido a trabajar juntas para mejorar la calidad de vida de los niños sordos.

“Para nosotros se trata de una medida muy positiva, un paso muy importante que sin duda contribuirá a mejorar la calidad de vida de muchos niños y niñas en Andalucía y que sirve de ejemplo para que otras comunidades a nivel nacional puedan incluir esta medida igualmente”, ha señalado Zamora, que ha acudido a la reunión acompañado de Inmaculada Soto, miembro de la junta directiva de la asociación y madre de un menor operado en el Hospital Universitario Virgen Macarena.

Está previsto que los 45 menores que son diagnosticados cada año de hipoacusia neurosensorial severa en Andalucía pueden beneficiarse de la inclusión de los citados implantes cocleares bilaterales para niños de hasta 7 años de edad; la medida también podrá beneficiar a los menores que hasta ahora habían sido tratados solo con un implante coclear, alrededor de 150.  En el caso de niños mayores de 7 años y adultos, el implante coclear bilateral se realizará según las indicaciones ya previstas.

Hospitales de referencia

Según ha informado en un comunicado, la Junta de Andalucía va a destinar 3,5 millones de euros a la implantación de la nueva prestación, que posibilita la colocación de los 2 implantes cocleares en la misma intervención, siempre y cuando el criterio médico lo considere oportuno. Los implantes cocleares en menores pueden llevarse a cabo en el Hospital San Cecilio de Granada y el Hospital Virgen Macarena de Sevilla, centros de referencia también para población adulta junto al Hospital Virgen de la Victoria de Málaga.

El implante coclear es un dispositivo electrónico que se inserta en el oído interno quirúrgicamente con el fin de que estimule el nervio auditivo de forma directa, sustituyendo la función de la cóclea. El 33% de los implantes cocleares que se realizan en la sanidad pública andaluza es a menores de hasta 7 años. Desde 1989 son más de 1.700 andaluces los que se han beneficiado de este tipo de intervenciones.

La prevalencia estimada de la hipoacusia bilateral y permanente varía de 1 a 1,4 por cada 1.000 recién nacidos. Entre el 25 y el 30% tiene una pérdida de audición profunda. La hipoacusia influye en el desarrollo social y en el aprendizaje, especialmente si es previa al desarrollo del lenguaje (prelocutiva). Existe un periodo crítico de aprendizaje (0-3 años) durante el cual quedan selladas la morfología y funcionalidad del leguaje, de ahí la importancia de esta medida.

Desde 2004, el sistema público de salud andaluz cuenta con un programa de detección precoz de la hipoacusia, basado en una prueba de audición indolora que se realiza a los neonatos antes de darle el alta hospitalaria y a los 2 meses de vida, si hay dudas en el primer test. Es posible repetir la prueba a los 6 meses de vida si sigue habiendo dudas. El objetivo es establecer un tratamiento lo antes posible.