La Food and Drug Administration (FDA) ha aprobado Nucleus Cochlear Implant System, la primera opción de telesalud para implantados cocleares. Según ha informado la entidad en un comunicado de prensa, la herramienta permitirá la programación remota de los aparatos a pacientes con un mínimo de 6 meses de experiencia con el procesador artificial de sonido. El ahorro de tiempo y costes será notable teniendo en cuenta que, solo desde 2012, se han implantado en EE. UU.  58.000 cócleas artificiales a adultos y 38.000 a niños.

“Disponer de una herramienta de telemedicina capaz de programar los dispositivos desde una ubicación remota puede reducir enormemente la carga para los implantados cocleares y sus familias, especialmente aquellos que deben viajar grandes distancias o necesitan ajustes frecuentes”, justifica Malvina Eydelman. directora de la división de Oftalmología y Otorrinolaringología del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA.

El visto bueno de la organización a esta programación remota ha venido precedido de un estudio clínico en 39 voluntarios cuyo implante coclear tenía más de un año de vida. Los pacientes asistieron a una visita de programación personal en consulta y a 2 sesiones de programación remota con 2 meses de diferencia entre sí. Según acredita la FDA no se produjeron diferencias significativas entre los resultados obtenidos de forma presencial y mediante telesalud.