Tal como explica el propio centro sanitario en una nota de prensa, el congreso celebrado a lo largo de esta semana, se ha organizado en torno a 2 mesas redondas. En el caso de la mesa sobre síndromes de apneas-hipopneas del sueño (SAHS), la conclusión principal es que se trata de “un problema cada vez más preocupante”; tanto es así que la enfermedad ya presenta una prevalencia superior a la del síndrome metabólico o la hipertensión arterial.

La disfagia orifaríngea también es “un problema creciente” que, según estimaciones, ya afecta al 10% de la población española. “Las dificultades para tragar derivan en neumonías aspirativas y complicaciones a la hora de alimentarse, hablar, tragar saliva”, ejemplifica el cirujano Anselmo Díaz; por eso, “el deterioro de la calidad de vida es la gran problemática a la que se enfrentan nuestros pacientes”, asume el experto.

Durante el encuentro, cerca de un centenar de especialistas han compartido “experiencias, ideas y buenas prácticas”, pero también los últimos avances en el tratamiento de estas enfermedades. Uno de ellos es la apuesta por la creación de una unidad multidisciplinar en la que otorrinolaringólogos, rehabilitadores, endocrinos y especialistas de Medicina Interna trabajen para ofrecer una atención sanitaria más personalizada.

Arpón contra el tumor de tiroides

En un segundo plano, los asistentes han podido conocer la técnica del arpón que el Hospital de Manises utiliza para intervenir tumores de tiroides con recidiva. “Para no volver a operar en la misma zona, el servicio de radiología la señaliza con un arpón localizador, de manera que, durante la cirugía abierta, el otorrino pueda eliminar el tumor con más precisión”, resume la doctora Soledad Frías.

Se trata de “una técnica compleja que permite un mejor tratamiento del cáncer de tiroides y su metástasis”, explica la otorrinolaringóloga sobre el método, que se realiza en el Circuito Rápido de Diagnóstico y Tratamiento de Tumores de Tiroides del hospital. En esta unidad, que en 2016 ha intervenido a 55 pacientes, “se da la máxima importancia a la rapidez y la coordinación entre especialistas con el fin de mejorar la respuesta y la calidad de la atención al paciente y minimizarle la angustia que causa la espera”.