Según cuenta la propia unidad en una nota de prensa, el objetivo de su puesta en marcha era “canalizar la atención de todos los pacientes traqueotomizados independientemente de la unidad a la que se encuentren asignados por su patología de base”. Esta prestación, dicen, asegura la calidad y eficiencia de los cuidados, y asegura un seguimiento individualizado al paciente traqueotomizado.

Para garantizar dichos beneficios, la unidad realizó 2 encuestas de opinión. La primera de ellas, dirigida a los propios pacientes traqueotomizados obtuvo una puntuación de 10 en el 100% de los encuestados, quienes destacaron la labor de Antonia Pantion y Carmen Castro, profesionales del equipo de enfermería.

En una segunda encuesta, los profesionales especializados en pacientes traqueotomizados señalaron tanto “la garantía de seguridad que ha proporcionado para los pacientes portadores de cánulas la existencia de la unidad” como la mejora lograda en cuanto a coordinación y continuidad asistencial.

En cualquier caso, la unidad continúa avanzando en su especialización. Con este objetivo, se ha realizado el tercer curso teórico práctico sobre cuidados a pacientes traqueotomizados. La formación, destinada a profesionales de enfermería se ha centrado en 4 bloques temáticos:

  1. Evaluación de la condición clínica de los pacientes.
  2. Entrenamiento muscular respiratorio y cuidados en el domicilio. 
  3. Evaluación de la función ventilatoria y rehabilitación de la deglución.
  4. Actualización de conocimientos en traqueostomía quirúrgica y percutánea.