“El uso de analgésicos es frecuente y se asocia con un mayor riesgo de pérdida de la audición en los hombres; sin embargo, la relación no se había examinado aún de forma prospectiva en las mujeres”, justifican los autores en el paper, publicado en American Journal of Epidemiology.

Además, “de acuerdo con los últimos datos de la National Health and Nutrition Examination Survey (NHANES) más del 50% de los adultos estadounidenses sufren de pérdida de audición de alta frecuencia por la edad de 60 años”, aseguran, “aunque la prevalencia es mayor en hombres, cerca del 33% de mujeres de 50 años y casi el 66% mayores de 60 sufren la patología”.

Por otro lado, “el ibuprofeno, el paracetamol y la aspirina son los 3 medicamentos de uso más común en los Estados Unidos”, argumentan. Según las mismas fuentes, entre 1988 y 1994, más del 80% de mujeres mayores de 25 años había consumido analgésicos en el mes previo a la entrevista.

Tras analizar los resultados, la autora principal del estudio, Sharon G. Curhan, y su equipo, concluyeron que el uso de ibuprofeno o acetaminofeno durante 2 o más días a la semana se asocia con un mayor riesgo de pérdida auditiva en mujeres. La aspirina, sin embargo, no mostró riesgos significativos.

Para el ibuprofeno, el riesgo relativo multivariado ajustado por la pérdida de audición fue de 1,13 con un uso de entre 2 y 3 días semanales; de 1,21 para el uso de entre 4 y 5 días a la semana; y de 1,24 para más de 6 días, todo ello en comparación con un uso de menos de una vez por semana. En el caso del paracetamol, los riesgos relativos correspondientes fueron de 1,11; 1,21 y 1,08 respectivamente.