Durante los primeros años de vida es cuando se adquiere la lengua materna. Después de los 3 años, la capacidad de aprender se reduce poco a poco, por lo que una deficiencia auditiva a esta edad puede hacer peligrar adquirir la legua oral. Esto podría evitarse con un implante coclear, ya que facilitaría la recepción de una señal sonora a los niños sordos.

Para averiguar si los menores de 24 meses a los que se les realizaba un implante coclear adquirían un buen nivel de desarrollo de la lengua oral, se estudió durante 4 años a 24 familias de distintos ambientes socioculturales. Todos tenían sordera profunda detectada antes de los 3 meses, y se les había hecho un implante coclear entre los 12 y 24 meses.

Los padres completaron cuestionarios relativos al desarrollo lingüístico y cognitivo de sus hijos, e informaban sobre las medidas llevadas a cabo para conseguir avances (número de veces que se visitaba al logopeda, tiempo dedicado a la estimulación en casa o participación de los padres en casa.

Edad y entorno

Este análisis se hizo mediante grabaciones de interacciones entre los niños, o entre el niño y un adulto. Los datos se convirtieron en medidas cuantitativas que indicaban el nivel de estimulación externa de los menores. Los resultados demostraron la relación existente entre la edad y un error fonológico en una parte del tracto vocal donde se origina el sonido.

Esto confirma que la edad de implantación es importante para desarrollar habilidades fonológicas, pero no es tan significativo con medidas lingüísticas más complicadas del desarrollo gramatical o léxico. En cuanto a factores externos, se mostró que los niños estimulados se relacionaban mejor con las medidas lingüísticas complejas, léxicas o morfosintácticas.

La influencia del entorno puede ser tan acusada por su relación con las limitaciones del implante. Este, por muy conseguido que esté, no puede compararse con un oído en términos de cantidad y calidad del sonido. Por eso, los niños tienen dificultades para entender en ambientes ruidosos, lo que les hace menos independientes (imagen cogida de la agencia SINC).