La Unidad de Rinología, perteneciente al Servicio de Otorrinolaringología del Hospital Universitario Ramón y Cajal, ha elaborado Pérdida del sentido del Olfato, una monografía divulgativa sobre la anosmia. El texto, encargado expresamente por la Asociación Madrileña de la especialidad, será accesible para todos los otorrinolaringólogos de la Comunidad de Madrid, tal como ha informado el servicio responsable. El encargo, dicen, responde a “la gran experiencia y el alto grado de especialización con la que cuentan todos los miembros que componen el servicio”.

Tal como explican sus autores, la monografía “trata de plasmar el conocimiento actual sobre el funcionamiento del sentido del olfato, las principales causas de su pérdida, las herramientas diagnósticas disponibles para evaluarlo, así como las últimas novedades en el manejo de los trastornos olfativos”. Según los datos ofrecidos por el servicio, hasta un 20% de la población padecería algún tipo de alteración en el olfato, mientras una de cada 200 personas sufriría anosmia.  

Gonzalo de Santos y Claudio Frágola han sido los encargados de redactar el documento sobre la anosmia, bajo la dirección de Franklin Mariño, que, actualmente, también dirige 2 novedosos proyectos de investigación sobre cirugía endoscópica de base de cráneo anterior y sobre dismorfia septal nasal. “El servicio de Otorrinolaringología del Ramón y Cajal busca siempre la excelencia en el ejercicio de la profesión”, aseguran. Este compromiso, dicen, les ha valido numerosos logros y reconocimientos como los logrados recientemente por 2 residentes del servicio.

La doctora Sandra Domínguez año recibió el premio a la mejor presentación en el Congreso de la Asociación Madrileña de Otorrinolaringología por el trabajo No todo se cura con mupirocina; de quiste subcutáneo a tumor intracraneal. El interés del caso, explican sus tutores, reside en que, en la literatura científica, solo existen 2 casos más que ilustren este abordaje. Por su parte, el doctor Álvaro Carrillo fue reconocido como mejor residente del área quirúrgica de la promoción de 2018. “Siempre ha mostrado 2 características importantes, iniciativa y responsabilidad”, señala el doctor Ignacio Cobeta.