Los autores explican que el síndrome de apnea obstructiva del sueño tiene repercusiones importantes en la morbimortalidad de los pacientes. Los tratamientos alternos a la presión positiva continúa en la vía aérea (CPAP) han resultado poco eficaces, poco seguros o de alta complejidad, “lo que hace que la electroterapia sea vista como la mejor alternativa”, dicen los médicos.

Los investigadores se han basado en un análisis de 17 pacientes con apnea o hipoapnea del sueño en un estado leve, moderado o severo que asistieron a 24 sesiones. Los pacientes fueron tratados con 3 sesiones a la semana de 30 minutos de duración, donde llevaron a cabo ejercicios orofaríngeos y recibieron electroterapia. Los pacientes fueron evaluados al inicio y al final de la intervención mediante antropometría, polisomnografía, escala de somnolencia de Epworth, SAQLI y tolerancia al CPAP.

El estudio apunta que la tolerancia al CPAP fue evaluada por una escala visual calificada de 1 a 10 (10 correspondía a tolerancia máxima). Las variables cualitativas se describieron en frecuencias y las variables cuantitativas en promedios o medianas dependiendo del tipo de distribución.

El índice de apnea e hipoapnea mejoró de 22 a 13 por hora, el SAQLI mejoró de 4,65 a 5,33 y Epworth pasó de 7 a 5 después de la intervención, lo que señaló el beneficio de la electroterapia. Los médicos escriben que la tolerancia al CPAP mejoró de 3 a 9 puntos en la media. Las sesiones fueron bien toleradas y no se presentaron eventos adversos importantes, según los expertos. Los resultados indican que 4 pacientes presentaron dolor muscular facial como efecto secundario.