El Complejo Hospitalario Insular Materno Infantil de Las Palmas de Gran Canaria ha realizado un estudio descriptivo, observacional y retrospectivo para establecer la epidemiología de los trastornos vestibulares y su forma de presentación en las consultas de Otoneurología. Según defienden los autores, este tipo de información podría garantizar la correcta planificación de los servicios sanitarios y una respuesta satisfactoria a la demanda asistencial esperada en la comunidad.

“El conjunto de síntomas relacionados con los trastornos vestibulares es común en la población general; sin embargo, hay pocos estudios que cuantifiquen su frecuencia de inicio”, justifica Gloria Guerra-Jiménez, autora principal del texto que publica el Acta Otorrinolaringológica Española. La experta y su equipo evaluaron los casos de 174 pacientes (121 mujeres) de entre 17 y 53 años, remitidos, en su mayoría, desde consultas externas de Otorrinolaringología (36,8%) o Atención Primaria (28,7%).

El 40,2% de los pacientes acudieron a consulta aquejados de inestabilidad, mientras el 31% refería sentir vértigo. Según el análisis, el trastorno vestibular más común fue el vértigo posicional paroxístico benigno (28,2%) seguido de la migraña vestibular (28,2%) -definida (59%) o probable (41%)-. Otros trastornos vestibulares frecuentes fueron la enfermedad de Ménière (13,8%), trastornos de origen vascular (5,7%), mareos subjetivos crónicos (4,6%) y neuritis vestibular (4%).