El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) ha incrementado en más de un 30% las ayudas de Protección Social destinadas a la compra de gafas y audífonos. El plazo para presentar las solicitudes a la Convocatoria 2018 de ayudas para el fomento de la autonomía personal y la promoción de accesibilidad a mayores y personas con discapacidad, se prolongará hasta el próximo 31 de diciembre.

Según los datos oficiales facilitados por el ICOMEM, el importe de las ayudas para gafas ha pasado de los 150 a los 200 euros, mientras el de audífonos ha aumentado de los 350 a los 450 euros. A estas ayudas podrán optar tanto los médicos colegiados como sus parejas y ascendientes, descendientes o tutelados que dependan económicamente del médico.

Los beneficiarios, cuyos casos valorará la trabajadora social de ICOMEM de forma individual, deberán ser mayores de 65 años, tener una discapacidad reconocida igual o superior al 65% o un grado de dependencia igual o superior a II. No obstante, la trabajadora social podrá proponer ayudas de carácter excepcional, teniendo en cuenta criterios como una colegiación ininterrumpida, el pago de las cuotas colegiales, etc.

“La institución está comprometida con los facultativos que más lo necesitan”, reitera el presidente de ICOMEM, Miguel Ángel Sánchez Chillón en una nota de prensa. Además de las ayudas para gafas y audífonos, recuerda, “el colegio ofrece otras como las destinadas al estudio, familias numerosas, monoparentales y cheque-bebé; así como aportaciones para camas articuladas, colchones antiescaras, elevadores, equipos posturales o grúas.