Así lo puso de manifiesto el consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, en el Día Internacional de las Personas Sordas, que se celebró a finales de septiembre. “El objetivo de este día, compartido por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, es sensibilizar a la sociedad sobre la integración de las personas con sordera”, señaló.

Según recoge la agencia EFE, para trabajar por la integración de las personas sordas, la Comunidad de Madrid está elaborando la Estrategia de Atención a Personas con Discapacidad, que recogerá medidas para reforzar la atención temprana a este colectivo. Entre ellas, la inclusión de las pilas para implantes cocleares en las ayudas individuales para personas con discapacidad y recursos económicos limitados.

Por otra parte, la Comunidad de Madrid cuenta con 54 plazas de tratamiento y 8 de apoyo de seguimiento en el centro de atención temprana de Aspas, destinado a menores de 0 a 6 años con discapacidad o riesgo de padecerla.

El centro ofrece tratamientos ambulatorios especializados de estimulación, psicomotricidad, logopedia, fisioterapia y psicoterapia de una manera individualizada, así como atención directa a la familia, a la que se proporciona información, asesoramiento y apoyo.