Liquen plano

El estudio presenta un caso de liquen plano hipertrófico primario progresivo unilateral del conducto auditivo externo que requiere varias intervenciones quirúrgicas para tratar el prurito constante, la otorrea, la estenosis y la pérdida auditiva conductiva. Para ello, una mujer de 58 años de edad fue tratada inicialmente con meatoplastia por sospecha de otitis externa obliterante crónica.

La paciente permaneció sin síntomas durante 5 años, antes de que la enfermedad se repitiera, afectando también a otras superficies del cuerpo. De hecho, la ortorrea, la pérdida de audición conductiva y el prurito empeoraron y, por tanto, realizaron una timpanomastoidectomía de la pared del canal hacia abajo. Por esta razón, se eliminó la piel del canal auditivo externo y la membrana timpánica por completo. Por otro lado, de manera histopatológica confirman el liquen plano.

Finalmente, el número de estudios publicados sobre este campo es escaso. De hecho, son muy pocos los resultados quirúrgicos sobre la estenosis del conducto auditivo externo. En concreto, el que está causado por el liquen plano. Asimismo, recomiendan la elevación y extracción de la piel del conducto auditivo externo medial con injerto de piel divida posoperatoria para el tratamiento inicial.  Además, los especialistas discutieron las opciones de tratamiento y el resultado quirúrgico después del fracaso quirúrgico inicial.