La revisión incluyó 5 ensayos controlados aleatorios con un total de 293 pacientes que presentaban al menos 2 o más síntomas propios de la rinosinusitis (obstrucción nasal, secreción por la nariz, dolor o presión en la cara y disminución del sentido del olfato). Algunos de los participantes también presentaron pólipos nasales.

Durante el estudio, los antibióticos se compararon con placebo, con esteroides intranasales y con esteroides orales. Según los resultados, en comparación con el placebo, los antibióticos orales produjeron, durante los 3 meses de tratamiento, una ligera mejoría en los pacientes con rinosinusitis crónica que no presentaban pólipos. No obstante, los investigadores apuntan que no está claro si esa mejoría se mantendría pasado ese periodo.

Los autores de la revisión concluyen que se encontraron muy pocas pruebas de que los antibióticos orales sean eficaces en los pacientes con rinosinusitis crónica. Las pruebas obtenidas mostraron una mejoría moderada en la calidad de vida específica de la enfermedad en los adultos con rinosinusitis crónica sin pólipos que recibieron 3 meses de un antibiótico macrólido.