Los meningiomas del oído medio son inusuales, se producen con más frecuencia en pacientes femeninas y, en la mayoría de los casos, involucran tumores craneales o intracraneales. Es la conclusión a la que ha llegado el departamento de Anatomía Patológica de la Cleveland Clinic Foundation tras revisar retrospectivamente las características clinicopatológicas de 6 pacientes con meningiomas originados o extendidos al oído medio.

El autor del texto, Richard A. Prayson, estudió los casos de 5 mujeres y un hombre que presentaban tumores en la región del hueso temporal o el canal auditivo. Todos ellos sumaban una edad media de 55 años en el momento de la cirugía y padecían síntomas como:

  1. Dolor.
  2. Tinnitus.
  3. Diplopía.
  4. Pólipo aural.
  5. Pérdida de audición.
  6. Problemas de la marcha o el equilibrio.

Según recoge la revista Annals of Diagnostic Pathology, histológicamente los 6 tumores parecían un meningioma meningoteliomatoso, pero ninguno presentaba características histológicas de meningioma atípico; además, en 2 de ellos se observaron cuerpos de psamomma y, en otros 2, pleomorfismos nucleares leves.

Los 4 pacientes que se sometieron a cirugía para extirpar los meningiomas desarrollaron recidivas que afectaban al canal auditivo pasados entre 60 y 84 meses desde la intervención. A los 65, 112 y 214 meses, respectivamente, 3 pacientes seguían vivos aún con meningioma del oído medio; mientras, un cuarto paciente seguía vivo sin evidencia de tumor a los 99 meses de la cirugía. Solo el quinto paciente falleció, a los 64 meses, a causa de sepsis y neumonía en el postoperatorio.