Uno de los síntomas habituales de la otitis del nadador es la sensación de tener el oído bloqueado; sin embargo “no hay necesidad de preocuparse siempre y cuando el paciente no sienta debilidad y pueda oír correctamente”, tranquiliza el experto de la German Association of Ear, Nose and Throat, Michael Deeg.

“En estos casos, unas gotas sin receta pueden bastar para aliviar la molestia”, explica el médico en declaraciones a la Deutsche Presse-Agentur (DPA). “Si el dolor persiste, el paciente puede tomar analgésicos o, simplemente, esperar”, aconseja.

No obstante, advierte Deeg, si los sonidos se oyen amortiguados o la otitis del nadador se presenta con síntomas de drenaje de líquido, “es necesario acudir a un especialista, ya que podría tratarse de una otitis media aguda que requiere medicación específica”.

Decálogo de la otitis del nadador

“Las otitis externas difusas u otitis del nadador son muy propias del verano, ya que los baños en playas y piscinas, unidos al calor, propician una humedad que favorece su aparición”, resume el director del Departamento de Otorrinolaringología de la Clínica Universidad de Navarra (CUN), Manuel Manrique.

Para tratar de prevenir estos síntomas, el director de la Comisión de Otología de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC) ha elaborado un listado con los 10 consejos básicos que el otorrinolaringólogo debe tener presentes durante las consultas de verano “y reiterar a sus pacientes tanto como sea necesario”:

  1. Secar el exterior del conducto auditivo al salir del agua.
  2. Reducir los tiempos de inmersión, sobre todo en niños.
  3. Usar gorros de baño o tapones de cera o queratina.
  4. Evitar la inmersión si existe sospecha de suciedad en el agua.
  5. Evitar el uso de bastoncillos.
  6. En caso de necesidad, secar el oído con un secador de pelo sostenido a distancia prudencial.
  7. Considerar la aplicación de alcohol boricado a saturación para tratar la acumulación de líquido.
  8. Antes de las vacaciones, someterse a una limpieza profesional.
  9. Evitar espráis que pueden cambiar el PH de la piel.
  10. Acudir al otorrinolaringólogo en caso de dudas, molestias o aparición de síntomas.