La Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) ha transferido la patente de su sistema de pruebas audiológicas en 360º mediante altavoces virtuales al Gabinete de Audioprótesis Electromedicina y Servicios S.A. (GAES). El método permitirá afinar el diagnóstico de hipoacusia y definir qué prótesis funcionan mejor para cada patología. La Fundación Canaria Parque Científico y Tecnológico de la ULPGC será la encargada de gestionar los 12.000 euros que se han abonado por la trasferencia de esta tecnología.

Ángel Ramos de Miguel, uno de los autores de la patente, considera que el problema no está en las prótesis, “que funcionan muy bien”, sino en el hecho de que las pruebas audiológicas diagnósticas actuales “se llevan utilizando muchos años, desde que se empezaron a plantear los problemas auditivos” y no tienen en cuenta entornos cotidianos más ruidosos.

En estas circunstancias, el equipo de la ULPGC se propuso “sofisticar estas pruebas planteando ambientes reales, con un requerimiento de hardware lo más simplista posible”. Gracias al sistema de pruebas audiológicas en 360º, tanto hospitales como centros podrán ofrecer una mejor calidad auditiva al paciente. El responsable de GAES en Canarias, ha elogiado el trabajo del departamento de Audiología de la Unidad de Hipoacusia de la ULPGC. “Es una labor social y de concienciación enorme”, asegura en declaraciones a la agencia EFE. Por su parte, el rector Rafael Robaina ha celebrado la contribución de la universidad a mejorar la calidad de vida de los pacientes con hipoacusia.