La sequedad de boca, conocida como xerostomía, afecta al 20% de las personas en España y hasta el momento no existía ningún tratamiento satisfactorio. “Los resultados de la inyección de células madre en las glándulas salivares dañadas son prometedores y suponen un nuevo paradigma terapéutico”, han señalado Robert Soler y Lluís Orozco, directores del Instituto de Terapia Regenerativa Tissular; y Jordi Coromina, director de Otorrinolaringología de Teknon.

Para llevar a cabo este procedimiento, los especialistas han extraído las células mesenquimales del tejido adiposo del paciente mediante una liposucción para poder recuperar la secreción de saliva del hombre. Tras esto, las células fueron aisladas, expandidas y concentradas de acuerdo con el volumen de las glándulas submaxilares receptoras, determinado previamente a través de una resonancia magnética.

Esta intervención es pionera en España y “es una vanguardia total”, según ha destacado el doctor Soler. “Es una intervención muy esperanzadora porque nos permitirá ver los resultados que el equipo de la Universidad de Copenhague (Dinamarca), el primero del mundo en realizar este ensayo clínico, ya tiene asentados como buenos”.

La causa más frecuente de la sequedad de boca es el consumo continuado de ciertos fármacos. También la pueden provocar varias enfermedades autoinmunes y, en los últimos años, los médicos han observado un aumento de casos debido a la exposición a radioterapia recibida durante el tratamiento de cánceres de cabeza y cuello.”

“Se estima que en España surgen entre 6.000 y 10.000 nuevos casos de hipofunción salival crónica como efecto adverso de la radioterapia, siendo esta la complicación más frecuente a largo plazo”, ha explicado Jordi Coromina, responsable de la intervención quirúrgica.