El libro, La sordera neurosensorial: de las bases moleculares a la clínica, que ha sido editado por Springer Healthcare y ha contado con la colaboración “estrecha y fundamental” de diversas universidades de España, EE. UU., Brasil, México y Colombia, tiene como objetivo “trasladar los avances conseguidos en el laboratorio a la clínica diaria”, especifican.

“Los hallazgos experimentales de diferentes laboratorios de todo el mundo hacen pensar que, en un futuro no muy lejano, diferentes tipos de sorderas de oído interno, hasta ahora, intratables, tendrán solución o, al menos, será posible su prevención”, adelanta Camacho.

“Estos resultados junto al inminente inicio de determinadas técnicas de terapia génica, auguran esperanza para las numerosas personas afectadas por muchos tipos de pérdida auditiva”, continúa el experto, “hoy ya no es aceptable diagnosticar de forma aproximada la lesión del oído interno, en la que, en el mejor de los casos, se aplica un audífono y se le confía a su suerte al paciente”, concluye.