La Food and Drug Administration (FDA) ha ampliado la indicación de la inyección de Omidria®, una combinación ketorolaco (0,3%) y fenilefrina (1%), para su uso en pacientes pediátricos desde su nacimiento hasta los 17 años. El tratamiento se utiliza para mantener un diámetro pupilar adecuado y reducir el dolor postoperatorio en la cirugía de cataratas o el reemplazo de lente intraocular.

Omidria® se diluye antes de su uso con una solución de irrigación oftálmica. Entre los 2 compuestos principales, el ketorolaco está indicado para el picor ocular como consecuencia de la conjuntivitis alérgica estacional y para el tratamiento de la inflamación postoperatoria en pacientes que se han sometido a una intervención de cataratas.

El otro componente de Omidria®, la fenilefrina, se utiliza para ciertos procedimientos quirúrgicos que requieren vasoconstricción y dilatación de la pupila. Asimismo, algunos compuestos que no requieren de prescripción farmacéutica incluyen la fenilefrina para reducir el enrojecimiento del ojo como consecuencia de una irritación de bajo grado.

Omidria® ha recibido la aprobación de la FDA tras realizar un ensayo clínico que reunió a más de 70 niños, si bien en adultos ya estaba aprobado desde el año 2014. Al fabricante Omeros se le permitió que tuviera la exclusividad del tratamiento durante 6 meses adicionales, según informa la American Academy of Ophthalmology.

A pesar de que su uso ya está aprobado en niños, los fabricantes recomiendan extremar la precaución en aquellos sujetos que hayan mostrado tener sensibilidad a los antiinflamatorios no esteroides (AINE). Los efectos secundarios más comunes incluyen irritación ocular, opacificación de la cápsula posterior, aumento de la presión intraocular e inflamación de la cámara anterior del ojo.