Con motivo del Día de la Dermatitis Atópica, celebrado el pasado lunes 27 de noviembre, los laboratorios Ordesa han publicado un estudio sobre los hábitos de cuidado de 3.000 familias con hijos aquejados de dermatitis atópica. Según este estudio, un 20% de niños españoles sufre esta patología cutánea; de todos ellos un 60% es diagnosticado antes de cumplir el año de edad, y un 80% antes de los 5 años.

Aunque no existe un consenso científico sobre la forma de bañar a estos niños con dermatitis atópica, un 47% de los padres lo hace en días alternos y preferiblemente (80%) en bañera antes que en ducha. El estudio constata que los padres están cada vez más concienciados sobre la higiene cutánea; tanto es así que el 76% de las familias ya escoge geles específicos para pieles con dermatitis.

El 75% de los padres y madres encuestados asegura usar cremas emolientes y mientras el 70% utiliza también cremas específicas para el rostro del bebé con piel atópica. El informe destaca que este tipo de cuidados no se reducen solo a los núcleos familiares afectados, sino que hasta un 50% de los padres con hijos de piel sana usan también cremas hidratantes para sus hijos.

Cada vez más familias cuidan la salud dermatológica de sus pequeños, asegura Ordesa en una nota de prensa. Muchos consideran que la enfermedad ha disminuido su calidad de vida; sin embargo, quedan tareas pendientes, ya que el 80% de las familias no regula la humedad ni la temperatura de las habitaciones infantiles. Solo una de cada 4 familias utiliza humidificadores para evitar la sequedad de la piel.

El estudio constata que, en el momento del diagnóstico, el 65% de las familias retira del hogar elementos que puedan acumular polvo y empeorar la dermatitis del niño; desde alfombras a peluches o cortinas. Así mismo, el 80% de los padres y madres escoge ropa de algodón para cuidar la piel del niño, retira las etiquetas de las prendas para evitar roces y emplea un detergente específico.

Respecto al suavizante, “no hay una tendencia clara, aunque parece recomendable reducir su uso en la ropa de niños con piel atópica”, dicen los expertos de Ordesa. Según sus datos, aproximadamente un 50% utilizaría esta sustancia en el lavado de la ropa. Tal como recoge el informe, solo el 66% de las familias consulta las dudas con un dermatólogo o un pediatra.