Así, un grupo de investigadores ha realizado una revisión con el objetivo de evaluar la eficacia y seguridad de la aprotinina, el ácido tranexámico y el ácido aminocaproico en la reducción de la pérdida de sangre y la necesidad de transfusión en niños sometidos a cirugía para la corrección de la escoliosis idiopática o secundaria.

Los resultados mostraron que los antifibrinolíticos redujeron la cantidad de pérdida de sangre perioperatoria a 427 ml, una reducción de más del 20% en comparación con el grupo que recibió placebo. Por otra parte, los participantes que recibieron fármacos antifibrinolíticos necesitaron un menor número de transfusiones autólogas o alogénicas en comparación con los que recibieron placebo.

Los antifibrinolíticos redujeron el volumen de sangre transfundida por 327 ml. El único efecto adverso se observó en un estudio, en el que 3 participantes desarrollaron trombosis venosa profunda postoperatoria (en el grupo placebo). Los investigadores explican que la evidencia apoya el uso de antifibrinolíticos para reducir la pérdida de sangre y disminuir el riesgo y el volumen de las transfusiones en niños sometidos a cirugía de escoliosis.

Los autores aseguran que la evidencia es insuficiente para apoyar el uso de un agente en particular, si bien señalan que puede ser preferible el ácido tranexámico, debido a su amplia disponibilidad.

La dosis óptima para cualquiera de estos 3 agentes tampoco se ha determinado. Aunque los eventos adversos parecen ocurrir con poca frecuencia, la evidencia es insuficiente para confirmar la seguridad de estos agentes, en particular para los eventos adversos raros, pero que pueden ser graves.