La higiene y la hidratación son factores fundamentales en el cuidado de la dermatitis atópica infantil, una enfermedad que afecta a cerca del 20% de la población infantil según una encuesta realizada por el departamento de Dermatología de los Laboratorios Ordesa.  El estudio, realizado a lo largo de 2017, ha mostrado que, si bien las rutinas de hidratación tienden a ser homogéneas, los hábitos de higiene son mucho más dispares.

Según informa la farmacéutica en una nota de prensa, más el 90% de los afectados de dermatitis atópica infantil hidrata su piel una o 2 veces al día con cremas emolientes. Tanto las familias con niños sanos como aquellas a cargo de niños con dermatitis atópica prefieren el baño a la ducha, sobre todo en los primeros años de vida del niño.

Durante esta etapa, la mayor parte de los cuidadores (57% de familias con hijos sanos y 47% de familias con dermatitis atópica infantil) escogen bañar al niño a diario. Muchos de ellos (50% de familias con hijos sanos y 76% de familias con dermatitis atópica infantil) prefieren utilizar synthetic detergent. Los llamados productos syndet son jabones surfactantes sintéticos con un pH bajo, útiles para el cuidado de pieles atópicas. Otros cuidados básicos son:

  1. Evitar geles y champús irritantes o perfumados.
  2. Aplicar la crema hidratante con la piel aún húmeda.
  3. Secar la piel de forma sueva y por contacto, sin frotar.
  4. Aplicar el jabón con la mano en lugar de con una esponja.
  5. Evitar baños largos y con agua caliente: no más de 15 minutos y a una temperatura inferior a 33º.