La diálisis peritoneal domiciliaria se ha implantado en la sección de Nefrología Pediátrica del Hospital Universitario La Paz de Madrid gracias a un dispositivo desarrollado por Baxter. Este dispositivo permite la monitorización remota del paciente, de manera que puede recibir el tratamiento renal sustitutivo desde su domicilio, evitando así desplazamientos al centro sanitario, según informa la compañía.

De acuerdo con el Registro pediátrico español de enfermedad renal crónica de 2017, en España hay 454 pacientes con enfermedad renal crónica con menos de 18 años; de ellos, 400 son portadores de trasplante renal, mientras que el resto se encuentra en diálisis. En concreto, 32 siguen terapia de hemodiálisis y 22 siguen diálisis peritoneal, como apunta Ángel Alonso Melgar, jefe del servicio.

“La diálisis peritoneal es la mejor opción terapéutica en los primeros 2 años de vida, en espera de disminuir las complicaciones del trasplante”, añade el responsable de Nefrología Pediátrica de La Paz, que comenzó a usar esta terapia en niños en 1987.

La diálisis peritoneal se basa en el uso del peritoneo como filtro para eliminar el agua y los productos tóxicos acumulados en el organismo que no son capaces de desechar los riñones. Supone mayor independencia para el paciente respecto a otros tratamientos como la hemodiálisis, por lo que implica también una mejora en la calidad de vida. Se usa de forma mayoritaria en España y el mundo en la población menor de 2 años.

“Este nuevo dispositivo nos permite estar conectados al domicilio del paciente, acceder a sus datos más importantes e incluso, a la vista de los resultados que se reciban, realizar cambios en la prescripción. Es una forma de incorporar la telemedicina a la diálisis peritoneal”, destaca Alonso.

La baja incidencia de la enfermedad renal crónica en niños y la tendencia a que reciban un trasplante hace que en el Sistema Nacional de Salud existan únicamente 3 centros de referencia para el tratamiento con diálisis de la enfermedad renal crónica infantil, uno de los cuales es el Hospital La Paz. Al servicio madrileño llegan desde Castilla y León, Castilla-La Mancha, Extremadura, Canarias y Galicia, además de los madrileños.