Ambas entidades han hecho un llamamiento en sus respectivas webs, para reunir médicos voluntarios especializados en Ortopedia que puedan prestar servicio de atención médica entre los días 12 y 19 de noviembre en los principales hospitales de Gaza, colapsados desde la ofensiva militar ocurrida en el verano de 2014.

“Con ello se busca proporcionar asistencia al sistema palestino de salud y reducir la discapacidad funcional de la población vulnerable y afectada, especialmente focalizada en niños, niñas y adolescentes con malformaciones congénitas y discapacidades funcionales que no están siendo atendidos”, explican los organizadores de la expedición.

Entre las funciones de los voluntarios solicitantes se encuentra, por ejemplo, la revisión de los casos urgentes y el desbloqueo de las listas de espera. La misión médica requiere que los interesados “cuenten con capacidad de adaptación entornos difíciles y sean sensibles hacia el entorno cultural del mundo árabe y del islam”, recuerdan los organizadores.

Se necesitan profesionales “que puedan manejar el inglés, con capacidad para trabajar en equipo y disciplina para asegurar el cumplimiento de las medidas de seguridad”, exigen. Aun así, aquellos especialistas que no se ajusten a condiciones pero deseen realizar trabajos médico-humanitarios, pueden dirigirse la bolsa de la FCOMCI, recuerdan.