Los “doctores sonrisa” serán ofrecerán actividades lúdicas para el disfrute de aquellos niños que deban permanecer ingresados en los centros sanitarios madrileños. Este acuerdo hace más fuerte la labor realizada por mencionada fundación durante los 10 últimos años en hospitales como el Gregorio Marañón, el Ramón y Cajal, el Niño Jesús, el Clínico San Carlos o La Paz.

El programa de la fundación se basa en 3 aspectos fundamentales: la planificación de talleres de habilidades y actividades den grupo; el acceso al perioperatorio de los familiares del paciente; y las visitas individuales a los pacientes en sus habitaciones. El hospital pionero fue el Gregorio Marañón con la iniciativa “Aquí”, para aliviar la ansiedad tras las intervenciones quirúrgicas.

El proyecto no solo es para el paciente ingresado; se hace extensible para que familiares y padres puedan sobrellevar la espera durante la intervención quirúrgica de la manera más llevadera. El Gregorio Marañón programó el pasado año más de 1.000 intervenciones, de las cuales, 242 eran de cirugía infantil y 7 trasplantes cardiacos.

El hospital Gregorio Marañón es un referente en Cardiología, ya que cuenta con 5 unidades para esta especialidad: cardiología de adultos, de neonatos y pediátrica, cardiopatías familiares, trasplante cardiaco pediátrico y cirugía en válvula mitral, todas ellas de gran reconocimiento en entre el sector.

Este tipo de acuerdos, dirigidos por voluntarios, facilita la labor de humanizar los hospitales para los más pequeños. La Fundación Theodora permite la participación en sus actividades a los niños y familiares, adapta los pijamas infantiles según la enfermedad que se padezca, decora las habitaciones de las zonas… en definitiva, hace que la estancia hospitalaria sea más llevadera.