“Existe una necesidad constante de innovar en la prestación de cuidados y la telemedicina es otra forma de brindar a los pacientes pediátricos el cuidado que necesitan, dónde y cuándo lo necesiten”, sentencia el experto del Nemours/Alfred I. duPont Hospital for Children, en Delaware (EE. UU.)

El trabajo, expuesto durante la última conferencia nacional de la American Academy of Pediatrics (AAP), contó con la participación de 120 pacientes pediátricos que, entre septiembre de 2015 y agosto de 2016 realizaron alguna consulta de telemedicina deportiva. Según los resultados de esta experiencia, la satisfacción de los pacientes tras el uso de la telemedicina aumentó del 15 al 88% y, con ello, también su respaldo a la implantación del sistema.

El 91% de las familias admitió que se trataba de un sistema sencillo y el 98% admitió estar interesado en realizar una nueva consulta de salud deportiva a través de la telemedicina. El 99% de los participantes aseguró que recomendaría este tipo de tecnología a otros pacientes. “A medida que el panorama sanitario evoluciona y pone cada vez más énfasis en la satisfacción del paciente, los expertos en Medicina del Deporte podrían utilizar la telemedicina como un mecanismo para mantener bajos los costes, mejorar la gestión de recursos y atender mejor a los niños que practican deporte”, concluye Atanda.