Una nueva guía sobre el tratamiento conductual en niños obesos o con sobrepeso es la última de las publicaciones presentadas por la APA (American Psychological Association). Tal y como recoge el Consejo Oficial de Psicología de España (Infocop), esta guía de práctica clínica pretende dar a conocer los avances en Psicología en el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso en niños, y favorecer su implantación en la práctica clínica.

Según señala el consejo, tradicionalmente las guías de práctica clínica han dejado en un segundo plano la investigación psicológica, de ahí la importancia de esta guía sobre el tratamiento conductual elaborada por la APA. Esta guía ha sido desarrollada por un equipo multidisciplinar de investigadores, clínicos y miembros de la asociación americana y en ella se recopilan estudios científicos y recomendaciones sobre el tratamiento conductual para niños y jóvenes de 2 a 18 años.

Las recomendaciones recogidas en la guía sobre el tratamiento conductual en niños obesos no son de carácter obligatorio, explica el Consejo de Psicología de España, sino que son meramente informativas y el objetivo es guiar las actuaciones de los profesionales de los servicios sanitarios y ayudar a los pacientes, familiares y responsables políticos para tomar decisiones sobre las alternativas de tratamiento.

Esta nueva guía sobre el tratamiento conductual en niños obesos o con sobrepeso recomienda proporcionar intervenciones conductuales multicomponente en niños y jóvenes con sobrepeso u obesidad, con una extensión de al menos 26 horas. Asimismo, considera importante que se incluya la participación de la familia.

La APA afirma que estas intervenciones deben iniciarse a la edad más temprana posible y tienen que incluir la modificación de conducta, la dieta y la actividad física. Por otro lado, la APA aclara que el tratamiento no debe centrarse en la reducción del peso, puesto que puede ser estigmatizante y desalentador para el niño, sino en la mejora de la salud general.

Por otro lado, la guía sobre el tratamiento conductual de niños obesos no debe dirigirse únicamente al menor, sino que debe involucrar a los padres u otros miembros de la familia, indica el Consejo de Psicología. El programa de intervención propuesto por la APA debe centrarse en el entrenamiento de los padres y cuidadores en resolución de problemas y en el establecimiento adecuado de recompensas contingentes, entre otros aspectos.