Según informa la organización en una nota, la ansiedad infantil es muy prevalente, hasta el punto de que estos trastornos constituyen el 40-50% de las consultas de Psiquiatría Infantil y el 5-10% de los motivos de visita al pediatra. A menudo, la ansiedad empieza en edades tempranas y empeora con los años.

“Cuando un niño se cae mientras juega, los padres no deben mostrar demasiada preocupación, si no la tiene, porque el niño percibe sensaciones negativas y cuando vuelva a jugar puede asociar un miedo desproporcionado”, ha afirmado la experta, para quien “los padres ansiosos son los que tienden a sobreproteger más a sus hijos”.

Por otro lado, Díez ha alertado de la posible confusión de los trastornos de ansiedad infantil con otras situaciones. “Es que es muy miedoso, tímido, es casero o tiene manías, dicen los padres; cuando en realidad pueden ser manifestaciones de trastornos de ansiedad con gran impacto en los afectados”, ha apuntado la psiquiatra, explicando que “una de las principales limitaciones que tienen los niños con ansiedad son las conductas de evitación”.

Una enfermedad con tratamiento

Para la integración de estos pacientes en la sociedad y su correcto abordaje, la especialista ha recomendado “dar a los trastornos de ansiedad la importancia que tienen y tomárselo como lo que es, una enfermedad que tiene tratamiento”. Una patología, además, que puede estar relacionada con una predisposición genética y con fenómenos adversos del entorno del menor.

“Es importante tener una buena coordinación entre los colegios, servicios de Pediatría y otros servicios sanitarios para detectar estos casos”, ha recalcado la experta, en relación con el abordaje de la ansiedad infantil. “Si un niño en 3 años de colegio apenas habla, cuando en realidad en su casa habla, puede ser un síntoma”, ha apuntado, pidiendo colaboración a los pediatras para “romper el estigma del psiquiatra”.

La Sociedad Vasco-Navarra de Psiquiatría (SVNP) nació en Pamplona en 1999 con el fin de fomentar el avance del conocimiento del proceso del funcionamiento psíquico humano y de las patologías relacionadas con el mismo, entre otros objetivos. La reunión anual, celebrada en esta ocasión en Tudela, reúne a los psiquiatras de la Comunidad Foral de Navarra y la Comunidad Autónoma del País Vasco.