Los expertos indican que la resección de radios completa se utiliza como técnica de rescate en pacientes con lesiones vasculares, tumores, traumatismos, infecciones o malformaciones congénitas. “Las publicaciones existentes son pequeñas series en pacientes adultos o casos clínicos aislados, por lo que no existien apenas referencias en población pediátrica”, subrayan los médicos.

El estudio muestra que los 4 pacientes que aparecen en la investigación cumplieron criterios de inclusión. La edad media fue de 5 años (rango 1-14 años). Las causas fueron: hamartoma lipofibromatoso, amputación traumática, deficiencia radial y sindactilia compleja. El segundo radio fue resecado en 3 pacientes y el tercer y cuarto radio en un paciente. No se realizó transferencia de radios adyacentes.

Los expertos subrayan que no existieron complicaciones postoperatorias ni durante el seguimiento de la resección. Ningún paciente precisó ayuda psicológica. Todos presentaron excelentes resultados estéticos, funcionales y con un alto grado de satisfacción.

El estudio se basa en un análisis retrospectivo observacional de estos pacientes, intervenidos en el periodo entre 2010-2015. Según explican los autores, los criterios de inclusión han sido:

  1. La resección de uno o más radios de la mano.
  2. Seguimiento mínimo de un año.
  3. Evaluación de las características clínicas, resultados funcionales y estéticos, complicaciones, necesidad de apoyo psicológico y grado de satisfacción.

Los expertos señalan en el estudio que buscaban una valoración positiva de los resultados clínicos y los resultados funcionales de la resección completa de los radios de la mano en población pediátrica, al igual que perseguían una descripción de los aspectos técnicos más relevantes para tener en cuenta en esta cirugía.