Para probar la hipótesis, Wensaas y su equipo examinaron los casos de 22 pacientes afectados de deslizamiento de epífisis capital femoral unilateral, el trastorno de cadera más común entre adolescentes varones. Los autores escanearon mediante RM las 2 caderas de todos los participantes, antes de que se sometiesen a una cirugía correctiva. Durante el periodo de seguimiento, de 33 meses, 6 pacientes desarrollaron deslizamiento contralateral.

Con el objetivo de averiguar si el progreso de la patología podía haberse averiguado antes, los investigadores compararon las RM de estos pacientes con las de los 16 cuyo deslizamiento de epífisis capital femoral había permanecido unilateral. Wensaas y su equipo concluyeron que ninguno de los parámetros de la RM mostraba ninguna diferencia significativa entre los pacientes que desarrollaron un deslizamiento colateral y los que no, incluyendo:

  1. Ángulo de deslizamiento.
  2. Grado de ensanchamiento de la fisis.
  3. Edema de la médula ósea.
  4. Derrame articular patológico.

Por todo ello, los investigadores consideran que, actualmente, no hay un método confiable para predecir el inicio de la patología en la cadera no afectada de un paciente con deslizamiento de epífisis capital femoral en una cadera. Por tanto, concluyen, podría estar produciéndose una sobreutilización de la resonancia magnética en el diagnóstico de la dolencia.