Carrasco ha contado con la colaboración de la jefa de la Unidad de Trastornos Alimenticios del Hospital Universitario Clínico San Carlos de Madrid, Marina Díaz Marsa, y de la psicóloga Nerea Palomares. El autor explica que en la adolescencia, algunos jóvenes pierden el control de sus vidas, se muestran agresivos y de mal humor la mayor parte del tiempo, además de experimentar cambios de ánimo ante los cuales los padres no saben cómo reaccionar.

Por ello, presenta la guía como un instrumento para que los progenitores aborden esos cambios de humor, junto a las causas que los originan, explica en un comunicado. El documento también da pistas sobre los casos en los que es necesario consultar a un especialista, ya que no todos los comportamientos de los jóvenes son por la adolescencia, “hay excepciones”, indica Carrasco, director de la Unidad de Personalidad y Comportamiento del Hospital Rúber Juan Bravo, de Grupo Quirón.

El trabajo hace apuntes sobre los distintos comportamientos que puede adoptar un adolescente mientras atraviesa esta etapa. Además de la posible rebeldía, el autor también destaca la tristeza y la apatía como productos de un cambio biológico. En la guía, Carrasco señala que se debe tener en cuenta que la adolescencia es una etapa en la que los jóvenes sufren cambios a nivel físico, psicológico y social. Esta etapa permite que el adolescente madure y se convierta en adulto.