El Consell, considera “adecuada” la propuesta de aumentar la vigilancia e inspección sanitaria, así como “una alternativa a la propuesta de un sistema de renovación periódica obligatoria de la autorización concedida a los centros y servicios de salud”, según recoge la agencia EFE en una nota de prensa.

“La autoridad sanitaria catalana debe poner los medios materiales y personales necesarios para la correcta resolución de los expedientes en el plazo establecido legalmente”, reitera el Consell que recomienda establecer un periodo de transición.

El procedimiento de autorización de centros y servicios sanitarios debería aplicarse progresivamente “hasta que la dotación de personal suficiente permita cumplir con el plazo de 3 meses que establece la norma”, consideran. Por su parte, el Govern ha establecido, la obligación de los centros de hacer constar la información indicada en el decreto, en un lugar visible tanto para los pacientes como para los visitantes del centro.